Saltar al contenido
Y sus partes

La hoja y sus partes

La hoja es el elemento de la planta encargado del desarrollo del proceso de la fotosíntesis y sus partes más importantes son: el limbo, peciolo, vaina, la estípula, los nervios, el envés y el haz.

Partes de la hoja y sus funciones
La hoja y sus partes

Las plantas son, evidentemente, un ser vivo de gran importancia ambiental para la conservación de la tierra y la perpetuación del ser humano a través de los años. Este organismo vivo, se compone entre otras cosas, de hojas, las cuales, cumplen una función fundamental en el desarrollo y buen accionar de las plantas.

Partes de la hoja y sus funciones  

Este articulo enlista y describe detalladamente las partes de la hoja y las funciones principales que cumple, en relación al objetivo que, con el proceso de la fotosíntesis tiene que ver.

Parte
Función
Limbo
Absorber la luz solar
Peciolo
Une la hoja y el tallo
Vaina
Envuelve al tallo
Estípula
Proteje la hoja
Nervios
Hace que circule la savia
Envés
Intervcambio de gases
Haz
Sujeta el limbo y suministrar savia a la hoja
Esta tabla enlista las partes de la hoja y describe sus funciones

A través de las hojas, las plantas llevan a cabo el proceso fotosintético, adquieren el oxígeno y producen los alimentos. De esta forma, la importancia de la hoja como órgano de vital trascendencia para la planta, queda más que comprobado por los procesos que conlleva para el sostenimiento del organismo principal en el hábitat en el que se encuentre.

Pero para lograr realizar todas estas labores, la hoja requiere de cada una de sus partes de las cuales se desprenden:

  • Limbo: hace referencia a la parte plana y larga de la hoja, la misma, se encarga de absorber la luz solar. Cuenta con dos caras, haz, también conocida como cara superior, y envés, también llamada cara inferior.
  • Pecíolo: se le conoce como el filamento que permite la unión entre la hoja y el tallo de la planta. Su función es transportar savia a la hoja, así mismo, ayuda a la firmeza del limbo, el cual por su estructura delgada, necesita cierta ayuda para mantenerse firme.
  • Vaina: es justo el punto de dilatación del pecíolo o limbo que le permite amoldarse para unirse de manera que envuelva al tallo. Esto permite que la hoja empiece a crecer desde el tallo.
  • Estípula: es lo que sobresale de la hoja, es decir, como su margen, el contorno que, de alguna manera, protege la misma, pudiendo ser de diversas formas según la hoja. Su principal objetivo es preservar/proteger lo que tiene que ver con el vástago y la aparición de hojas nuevas, llamadas también jóvenes.
  • Nervios: Los nervios también conocidos como nervaduras en las hojas, son aquellas especies de arruguitas que recubren las hojas y su función es la de dejar que por las los mismos circule la savia.
  • Envés: El envés relaciona la parte que, como su nombre lo indica se deja ver en el lado opuesto de la hoja, aquella parte que no recibe la luz solar y que por el mismo motivo desarrolla en un color más oscuro. Su función principal la de lograr que, por las estomas que se encuentran aquí presentes, se haga intercambio de gases requerida para la fotosíntesis.
  • Haz: Corresponde a la parte superior de la hoja, estructura delgada que recubre la hoja y que deja ver en la mayoría de los casos su color verde intenso. El papel, que cumple la de suministrar savia a la hoja, demás de, servir como agente sujeto del limbo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.